Filosofía

Enigma

-Sabes ese momento en el que alzas la cabeza para contemplar un cielo de brillantes estrellas que titilan en la oscuridad y te preguntas, ¿de dónde vengo?, ¿a dónde voy? Entonces piensas en los dioses de los que hablan las religiones y el enfoque de tus cuestiones existenciales pasa a ser si la materia, los átomos que componen el mundo que te rodea y al que desde la cuna llamaste realidad, pudo ser creada por las manos de un artesano divino.

-Sí.

-¿No te asusta pensar que el destino pueda estar escrito?

-No lo se – dijo encogiéndose de hombros. – ¿Por qué iba a hacerlo?

-Porque de ser así, no tendríamos la oportunidad de controlar nuestra vida. Estaríamos viviendo una mentira, una falsa ilusión de control y del poder que ejercemos en el mundo

-¿Tú piensas así?

-¿Así cómo?

-Que si crees que el destino puede estar escrito.

Se separó con las manos de la mesa, empujando su silla hacia atrás, se acarició el mentón con los dedos índice y pulgar como si tuviera una barba invisible, mientras reflexionaba sobre la última cuestión que le había planteado su amigo.

-A veces sí – respondió con los ojos entornados. Al cabo de unos minutos se volvió para mirarle. – Cuando veo las guerras, las hambrunas y todo lo malo que cuentan las noticias de la tele, no puedo evitar pensar que la vida de cada uno está estipulada para que transcurra de una determinada forma desde el principio hasta el final, como si a las personas se nos asignara un libro al azar y fuéramos ingenuos lectores que leen las inciertas páginas de su vida, escritas por un ente desconocido.

-¿Y cuándo no piensas así? – se quitó las gafas y se frotó los ojos. Tenía la vista cansada, estaba harto de estudiar matemáticas pero la conversación espontánea que su amiga había iniciado le parecía interesante.

-Probablemente cuando veo de lo que es capaz de hacer el ser humano. Desafiar la gravedad para llegar a la Luna, arriesgar su vida para salvar a un ser querido al que ama más que a sí mismo, pintar hermosos cuadros, convertir los sentimientos en poesía, transmitir el conocimiento de generación en generación perfeccionándolo poco a poco…

Ensimismado, guardó silencio durante unos minutos mientras ella volvía a su problema de matemáticas.

-¿Qué te ha dado x? – preguntó al cabo de unos segundos.

-No puedes hacer eso.

-¿El qué? – quiso saber contrariada.

-Plantearme esta cuestión a las ocho de la tarde cuando tenemos un examen mañana, contarme tu punto de vista y dejarme así.

-No te entiendo…

-Con la duda en la cabeza.

-Es como nos toca vivir.

-¡No si antes descubro el misterio! – proclamó en un tono en el que se entremezclaban la frustración y el entusiasmo.

-¿El misterio de la vida? – preguntó al borde de la risa. – Si de algo estoy segura, es de que eso es imposible.

-¿Cómo vas a saberlo si todavía eres una estudiante de secundaria?

-Porque el misterio de la vida eres tú mismo. Podrás acceder a las teorías científicas y filosóficas, pero siempre habrá un enigma por resolver, tú. Tú y tu relación con tu familia, tus amigos, tus profesores, la naturaleza, el cosmos…

-Me pregunto dónde has aprendido todo eso, ¿estás intentando demostrarme que vas a sacar un sobresaliente en el próximo examen de filosofía?

-No – dijo soltando una carcajada que resonó en toda la biblioteca. – Anda ven conmigo, necesito tomar un poco el aire.

Salieron corriendo de la sala de estudio bajo la atenta mirada de la bibliotecaria a quien no parecía agradarle el espontáneo murmullo que había surgido. Corrieron por la calle hasta el parque más cercano y se detuvieron frente a un pequeño lago. Era una gélida noche de enero en la que el viento acariciaba como el filo de una navaja los tersos rostros de aquellos jóvenes al borde de la adultez.

-Contempla el reflejo del todo en el agua

-Veo las luces de la ciudad, la negrura del cielo que parece haber engullido a las estrellas y dos siluetas mal definidas que parecen ser nosotros… ¿crees que cambiarán con el paso del tiempo?

-Probablemente estemos más arrugados y cansados. Pero seguiremos sin ver lo mismo.

-¿Es que tú no ves lo mismo que yo?

-Veo las luces de la ciudad y la masa negra que es el cielo pero no creo que haya engullido todas las estrellas. Allí a la izquierda puedo ver dos puntos brillantes que parpadean, por eso sé que son estrellas y no satélites. Tampoco creo que nuestros reflejos en el agua estén poco definidos. Yo puedo distinguir mi nariz, los ojos, el gorro de lana que llevo puesto y si me apuras podría contar en el agua cuantas pecas tengo.

-Hagamos un trato – dijo él ilusionado tendiéndole la mano. – Reunámonos aquí el mismo día, a esta misma hora en diez años.

-¿Para?

-Para comprobar cuánto ha cambiado la ciudad, el cielo y nosotros.

Apenas tuvo que meditarlo unos segundos.

-Trato hecho.

d7e
“The cosmos is within us. We are made of star-stuff. We are a way for the universe to know itself”  Carl Sagan

Diana Fe Balint Rivas ©

Anuncios

2 comentarios sobre “Enigma

  1. Pero que bien escribes, Diana. ¿Que el destino puede estar escrito? Para mi es muy probable. Nacemos en un determinado país, una determinada raza, religión, familia, cultura etc. Creemos que elegimos a nuestra pareja, nuestra profesión, etc, ¿pero es así o ya está previsto que suceda así? Es un tema que muchísimas veces mis hijas y yo lo hemos tratado. Bueno Diana, que te doy la enhorabuena por este extraordinario escrito y te digo: no dejes nunca de escribir.
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias Maite, es mi primer escrito filosófico 🙂 son cuestiones en las que pienso a menudo y considero que es un buen ejercicio de introspección preguntarse el sentido de la vida y de nuestro propio camino. También es curioso observar cómo nuestras percepciones y las explicaciones que damos al mundo que nos rodea van cambiando a lo largo de los años
      Un fuerte abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s